sería genial que en el hilo musical del metro conectasen con la Monnaie los días que hay actuación (y aparcasen por un momento el random-pop-disk-of-the-weekend) para poder escuchar el recital en directo, aplausos del público incluídos, y que pudiera así uno participar de alguna manera en lo que allí ocurre mientras viaja en metro.