otro descubrimiento

Hace poco conocí el trabajo de Victoria Francés, o bueno, al menos por encima (gracias Viviana). Se trata de una joven ilustradora crecida en Galicia. Sus trabajos originales plasman esos mundos oscuros, de magia, góticos y románticos. Una versión más tenebrosa de la mitología centro-europea de brujas (tan conocidas en mi tierra vasca y norte de españa), bosques, castillos, duendes, hadas, vampiros. Aunque entre la oscuridad siempre hay sitio para la luz, para el deseo y la atracción. Aún no he puesto mi zarpa encima, pero pronto me haré con su trilogía Favole que ilustra (nunca mejor dicho) esa etapa de su creación. Espero que sus dibujos me lleven como al niño de la Historia Interminable a esos mundos de encantamientos ancestrales y estética romántica y gótica que desde que llegué a Bruselas me atrae. Lo bueno es que a diferencia de Brian Froud (de quien compré un cuento de brujas a mi hermana Estefi hace un año) cuyos personajes son a menudo traviesos, feos, incluso malformes y terroríficos, el mundo de Victoria Francés me da la sensación que se mueve mucho más en el terreno de la belleza (peligrosa), la atracción (fatal) y el erotismo (misterioso).

Por lo que veo el último par de años ha pasado de la fantasía europea a otros tipos de estéticas, y del dibujo a la fotografía, aunque con el mismo trasfondo oscuro y de sensualidad. Un tema que especialmente me encanta son sus fotografías con trajes de época, en escenarios como Venecia o Versalles. Corsets, abanicos, máscaras, paraguas. O sus mundos de esos personajes tan inquietantes, como los muñecos y los clowns. Preciosos esos personajes infantiles, ingenuos y macabros. Su lámina Shasha es un ejemplo maravilloso.

Algunos de sus primeros trabajos del gótico romántico y de fantasía: aquí.

Sus fotografías con estética “veneciana” (no sé como se le llamarlo): aquí.

Y algunas más macabras, las del tema clown: aquí.

3 thoughts on “otro descubrimiento

Leave a Reply