for sure, this post of today will be surprising for many of you. i know it cause i’ve being experiencing this reaction already many times each time i speak about today’s topic.

as you know, i love maths. and i’m fortunate enough to make my living writing new formulas and expressions. even in my spare time, i usually love playing around with maths.

yet, i am very bad with numbers. cause not only i am no better than anybody else, but often i’m clumsier than most people with numbers and mental operations. so, i tell you, it is a really bad idea to ask me divide the restaurant bill among the friends. i warned you.

and the surprising part usually comes when i explain that, yes, i do work with maths all the day, indeed. but i hardly ever have to work with numbers.

estoy seguro que el post de hoy va a sorprender a muchos. lo sé, porque cada vez que hablo del tema, la gente reacciona con sorpresa

como tal vez sepáis, me flipan las matemáticas. y tengo la gran suerte de ganarme la vida echando fórmulas y expresiones. incluso parte de mi tiempo libre la dedico a jugar con mates.

y aun así, soy muy malo con los números. de hecho no sólo no soy mejor que cualquier otra persona, sino es que además amenudo soy más torpón que el resto con los cálculos mentales. así que no me pidáis que divida el precio de la cena del restaurante entre en número de comensales, porque no. estáis avisados.

y la parte sorprendente suele llegar cuando explico que, si, efectivamente, trabajo con mates todo el día. y sin embargo en muy raras ocasiones uso o pienso en números.