Monthly Archives: March 2011

ni para ti ni para mí

qué terrible sensación de impotencia cuando no te sale ni en un idioma ni en el otro, y pares un enjendro de palabro:

ni la cola, ni the glue, sino la glúa

decisiones

creo que las decisiones importantes, al final, se toman por corazonadas, y que es el subconsciente, incluso el capricho, quien realmente inclina las balanzas en los momentos clave.

claro que siendo carateristico de la raza humana ir contra su propia naturaleza, uno siempre intenta, inutilmente, involucrar a la consciencia y el análisis, y forzar una decision racional. pero es sólo una ilusión.

lo más que podemos hacer es, tras haber segido el dictamen del subconsciente, inventarnos una explicación racional que justifique la resolución tomada.

multiepic

when several epic facts happen at the same point in time and space.

i should register the term

in the beginning

speaking of what, i should say that i’m a big fan of practical learning and reinventing the wheel as a necessary step to real understanding, rather than reading a an exhaustive book, cause the former will force you to build your own interpretation and intuitions regarding the subject.

also, i’m sure i already said that, but just in case, i’m always for starting with small projects rather than going for your utopic super uber master piece. forget it. it. will. not. happen.

er……

“dear inigo, i am a experienced programmer, i have been doing java and c++ for a couple of years. now i want to create pretty fractals and demos like yours. i’m reading your tutorials, but i don’t understand what the normal is and how you calculate it. can you have a look to my code, and tell me where the mistake is? my screen is all black. thanks in advance.”

this is a fictional email, but pretty close to the average

i never know how to answer these

qué patoso

la f y la g van tan pegaditas en el tecaldo, que hoy escribí hoy me he puesto elefante en vez de hoy me he puesto elegante, que da pie a muchas interpretaciones desafortunadas. ¡mal mal mal!

mirroring vs inverting

you have an arbitrary surface normal n. you want to generate a random vector v that is in the positive hemisphere around that direction (without any specific distribution). simple approach: you generate your vector at random, and do a dot product to check if it’s indeed in the right half space, and flip it in case it isn’t:

v *= sign( v.n );

now you do this in an animated environment, and due to precision issues some of the vector that lie close to the half space splitting plane start being detected as belonging to one side or the other randomly, and they start to flicker as hell. you solve the problem by replacing the flipping of your vectors by a mirroring over that plane:

if (v.n) < 0 then v = v – 2*n*(v.n)

now v is continuous, under potential epsilon changes v.n around zero due to accuracy issues, and images are stable. neat!

note: n*(v.n) is the projection of v onto n. we want to keep the antiprojection of v intact, ie vn*(v.n), and reverse the projection, therefore vn*(v.n) – n*(v.n) = v – 2*n*(v.n). another way to see it is that we take v and we move downwards two times by it’s projection.

una ele

puede cambiarlo todo en un momento
y que algo que hablábamos
que pensábamos que era público
resultase que era púbico

un aplauso por esta gente

porque es auténtica
porque juzgar no es una palabra que exista en su diccionario
porque actúa sin juegos,
con sinceridad, con naturalidad
porque no hace preguntas con segundas
sino solo preguntas con curiosidad
genuina
porque no impregna sus interrogaciones de maldad
ni de asquerosa envidia
ni asigna etiquetas
porque es verdadera
porque es
así, a pelo,
así, sin más

mcarthur

la estación de McArthur no es la estación más glamurosa. ni la más romántica. ni la más inspiradora. es una de las muchas paradas que simplemente invita a dejarla atrás lo antes posible. como tantas otras, ésta huele a peta y incienso. hay un pintor que va cada mañana, desde el primer día que llegué aquí, y una vez despliega sus brochas y botes de aguarrás, enciende una belita de incienso que aromatiza la estación. los transeúntes varios se encargan de aportar el otro olor.

sin embargo, esta mañana, que suena a La Redecouverte, el aroma es diferente. es refrescante, es ilusionador, es colorido, y es emocionante. ¡qué será! giro la esquina, y veo lo que mi nariz ya predecía; que hoy hay un puesto de flores en la estación, y la gente se acerca a comprar. incluso en esta esquina oscura de la bahía tiene clientes. a todo el mundo le gustan las flores. que alegría empezar así el día.

hadas asiáticas

que le voy a hacer, si al pasear por Post y Powell, como cada día, me cruzo coreanas en vaqueros secillos y jersey de lana, delgaditas con cara de diosa y cabello largo divino, con japonesas de minifalda sexy y botitas cute con cara de ángel, filipinas en camisas blancas entalladas y piel de oro, chinas en taconcitos de mirada dulce y melena negra hipnotizante, y despues veo en Market un grupo de europeas con sus narices gigantes, sus pelos débiles y rubios, sus trapos y atuendo hipster, su pasotismo y pelos sobaqueros, sus risas estrepitosas de gorila, y pienso, “vaya panda de orcos”.

tengo miedo de que esté perdiendo el norte, de que me esté consumiendo, de que nunca vuelva a ver una caucasiana igual y muera una parte de mi para siempre. pero es que mirar esos ojos rasgados es una muerte tan dulce.

algo que escribiré dentro de dos semanas

como mr.bean

entre las cosas que hago a las mañanas cuando voy en el BART al curro, están meditar, discurrir sobre el iniverso y también sobre las cosas pequeñas, sobre lo trascendental y sobre lo cotidiano. y entre idea e idea, entre tontería y tontería, algunas de las que merecen la pena las escribo y me las mando por mail a mí mismo, cual Mr. Bean en navidades, para que no se me olviden y pasen desapercibidar a mi yo futuro.

a hundred kisses

this city has so much love to give, that kisses are in fact free. even gratuitous. after only one year you can collect them in hundreds, to say the least. yet, confusing and playful as it is, in the end love boils down to it’s basic principles. even here. and then, that one kiss can be as desired, or difficult, or as intense, or as moving, as the kiss of your life.