Monthly Archives: April 2010

cabrón

Tú cabrón degenerado que haces virus informáticos; si tú, cacho de mierda. ¿Te crees muy inteligente no? Destruir y colarse en los sistemas requiere ingenio, pero aportar algo al mundo es más difícil que destruir, y requiere además magia. Pero tú no tienes de eso, eres poco más que un resolvedor de Sudokus. Y un cabrón.

Y me da igual cuánto te pagan, o quién te paga. Me da igual si es una gran empresa de antivirus, si es el país enemigo de oriente, si es la competencia de Microsoft. Me da incluso igual si lo haces sólo por el reto, por ganar el prestigio que no tienes en otros ámbitos de tu vida, si lo haces por la competición o tu propio ego y tu pollita chica. Programador de malware, adware, trojanos, spyware, worms o cualquier otro tipo de jodeware: eres un cabrón.

Deja de tocar los cojones al personal, si eres tan listillo, si haces código automodificable, si te sabes de memoria todas las interrupciones y llamadas del API de Windows, si hackeas código tecleando directamente en hexadecimal, si aprendiste criptografía de adolescente mientras veías Caballeros del Zodíaco, si saltarte el RSA es el abc de tu jornada de curro, entonces si fuiste uno de aquellos “es que el niño nos ha salido tan listo”, y a pesar de ello te dedicas ha hacer virus, entonces es que eres un pringado del copón. Y también un cabrón.

Y me concentro en lo segundo porque cada uno decide su manera preferida de desaprovechar la vida. Pero hacer virus y jodeware es ruin, muy ruin. El que roba a menudo no tiene otra forma de subsistir. El que pelea posiblemente vive algún tipo de conflicto social. El que acuchilla en un cajero automático seguro es un miserable que sufre una vida de droga e infierno. Y luego está el corrupto, el que hace su vida robando a los ciudadanos, con traje y corbata, y ese es el cabrón último. Y tú que creas jodeware desde tu casa u officina, ahí tranquilo con tu listado de referencia de entrypoints del kernel32.dll, tú que no vives nada mal, tú que jodes por joder o pora comer, tú me recuerdas al corrupto. Y como él, eres simple y llanamente un cabrón.

¿No valía ya con un mundo real chungo como para también tener que convertir el virtual en una jungla? No existe ladrón de guante blanco, sólo gente que se aprovecha del resto. Y ya tenemos demasiados de esos en el mundo. Pero claro, qué bajo es el espíritu humano, cómo nos empecinamos en mandarlo todo a la mierda tan rápido algo florece. Y además a posta. Alma mísera, vendido, cabrón.

Tú, creador de virus y jodeware de los cojones, qué bien estaría el mundo sin ti. Cabrón de mierda.

y eso que no he tenido ningún problema con mi PC

¡todo al revés!

siempre pongo azúcar a la carne y sal al yogurt. en fin…
– – – – – – – – – – – – – –
i always put the sugar to the steak and the salt to the yogurt. well…

'bout facebook

Hm, first thoughts about facebook… Does it make sense to accept as friends people who I don’t remember to have spoken to at least once in my life? Perhaps it does, cause indeed my memory is getting worse every year… but even so, it happens to be selective and still reserve some neurons for the important and meaningul things and people most of the time, so I don’t know anymore. Either case, I know that it’s nice to grow your contact list and become friend of your friends, or people that you just know, and stuff…, but at this moment, for me a friend must be somebody with who I remember to have shared at least a couple of chats, most preferably face to face. I think this is already a pretty loose meaning for friend, isn’t it?

¡caralibro!

pos ale, yasta hecho, ya tengo un libro en la cara a pesar de que m’haya resistido tooeste tiempo. uséase, cademás del irc, el messenger, el skyperrr, el email, mi web, el blog, la cuenta de vimeo y la de youtube, ahora tengo un chiringo más del questar atento… esta vez lo del facebook no es tanto palimentar mi ego ni pa dar cuenta de mis no-progresos a mis fans ávidos de noticias, sino pastar en contasto con los conocidos, o para enterarme de actividades, o para … hm como era… bueno, ya se molvidó para qué más. mira que me lo han contau mil veces ya, pero siempre lolvido. en fin, el tiempo dirá si me sirve palgo, o si cierro el tema, o qué de qué.

escribo fonésticamente porque mapetece, no porque me sienta adolescente o algo asín

amodioaren eza

eguzkia ta lainoak aldi berean zeruan, ta baita ariman ere. ohituta izan beharko nintzen, jadanik.

Amodioaren Eza


kantabrikoa

más bailadito

me parece que la danza contemporánea que gusta por aquí y la que gusta por el viejo continente es diferente. aquí es todo mucho más lírico, allí es todo más conceptual. aquí gustan cosas sincronizadas, grandes y bailadas, allí prefieren el minimalismo, lo sutil y lo agresivo. aquí se cuelan la influencia del clásico por cada esquina, allí todo está empapado de teatro improvisación.

pero no me quejo, a veces lo sencillo y sin vueltas de tuerca, fácil de digerir y visualmente entretenido puede ser lo que buscas. ¿no?

el otro día vi a la compañía de Akram Khan, que sólo había visto en vídeo hasta ahora. echadle un ojo si pasa por vuestra ciudad.

salta

ahora que estamos solos, dame la mano y salta conmigo. ¡uno, dos y trés!

– – – – – – – –

now that we are alone, gimme your hand and jump with me. one, two, three!

vuelta a la nieve

Hablando de nieve, he comprobado que después de siete años sin tocar nieve aún me atrevo con los saltos 360 (helicópteros). Eso sí, con esquís un poco más cortos que los de antaño.

hace un año

Ha pasado un año desde que Elevated vio la luz, los polinomios aleatorios que maquillé con fórmulas y sobre todo mucho mimo para que parecieran montañas. Desde entonces puede decirse que no he tocado el compilador en serio, y no lo digo con el orgullo de quien celebra un “me he quitado de fumar” o “he dejado la bebida” sino muy al contrario, con gran pena. Pero mientras pongo remedio al tema, Elevated sigue siendo mi último bebé, que ya ha cumplido un año, y casi medio millón de visitas en Youtube.

Sobre las visitas, es verdad que llegaron casi todas en los primeros tres meses y que el resto fue poco más que un goteo. ¡La fama en la red es tan efímera! Además, mejor no conviene sacar conclusiones de ningún tipo apartir de lo que ocurre en el mundo Youtubiano. Un lugar donde una grabación casera de un gato con peluca corriendo en monopatín puede pulear a un discurso de Al Gore sobre ecología, y en un ratio de 1000:1. Así que aunque en el fondo me haga ilusión fardar del medio millón de visitas a mis polinomios, no quiero pensar en la calidad de esos visitantes, de los que el 75% son frikis de las matemagias o los ordenadores de todos modos.

Hablando de frikismo, el Sábado pasado, exactamente un año después del estreno de mi bebé de nieve y música matemágica, me llevé el galardón (compartido con mis dos colegas daneses) de mejor demo de gráficos en tiempo real de 4 kilobytes, que es una cosa tan frikimática que el concepto en sí produce escozor. Una pena que no pudiera ir a Alemania, como hice los últimos cinco años, a pasar unos días con mis colegas nerdomáticos en ese gran festival de mil y pico personas que nos reune cada año. Por cierto, fue un amigo mío (turco en este caso) quien leyó los nominados y desveló el triunfo de Elevated. Yo lo seguí por la “televisión” de internet, escuchando orgulloso mi oficialización como geek de los geeks sumo. Qué cosas tan raras hago a veces.

En fin, independientemente de encantos frikinérdicos o de su nostalgia, después de un año sin hacer formulanimaciones ya me toca ponerme las pilas de nuevo y dejar de vivir de las rentas. Afortunadamente, o tal vez desafortunadamente, aunque el compilador haya estado de siesta la Libreta de las Ideas ™ no ha dejado de acumular eso, ideas. Así que manos a la obra.


No eran montañas, sino polinomios aleatorios


Elevated proyectada frente a mil personas, en un pantallaco de 12 metros


foto sacada por un fan escandinavo desde su habitación

genética y compresión

Hace unas semanas probé rápidamente a usar algoritmos genéticos para compresión de imágenes. El experimento fue darme un cupo de 1024 puntos y dejar que el algoritmo genético eligiera la posición, un tamaño/radio y un color (con transparencia) de cada punto, dada una imágen de referencia. Tras unas horas de cálculos el algoritmo me dio esta imágen. No esta mal para ser nada más que 6 kilobytes de datos, pero bueno, tampoco es lo bastante bueno. Few weeks ago I quickly tried the use of genetic algorithms to assist in image compression. The experiment was to give myself a budget of 1024 data points/disks, and let a genetic algorithm pick the position, size and color (transparency included) of each of them given a reference image. This is what I got. Not bad for 6 kilobytes of data, but not good enough.
6 kilobytes, 1024 bolitas

historia X de la filosofía

Alguien debería escribir la versión porno de los comienzos de la historia de la filosofía occidental. Tengo algunos de los personajes principales, los dono a quien se anime con el proyecto:

[1] Eraclítoris de Efeso
[2] Pitógoras de Sados
[3] Anoxágoras de Clazo-menea

números primos

Los números primos esconden el mayor misterio de todos los tiempos. A pesar de los milenios que han pasado aún seguimos sin saber exactamente cuál es su comportamiento, cómo se distribuyen entre el resto de los números ordinarios, cuál es su densidad y cuál será el siguiente número primo en la lista de todos los números.

Es verdad que a falta de una fórmula exacta, tenemos aproximaciones gracias a gente famosa como Gauss, Legendre, Tchebycheff, Rieman, von Koch y Hilbert. Y suponiendo que Rieman estuviera en lo cierto (existe un premio de un millón de dólares para quien lo demuestre/confirme) la distribución de los primos es calculable.

Mientras tanto, la gente se ha lanzado a investigar el comportamiento de los primos de forma experimental. La mayoría han optado por pintar los números en una hoja de papel formando espirales. Entonces, si los números que son primos se pintan de un color diferente al resto, aparecen patrones. Lo cual es muy inquietante, porque por alguna razón que no entendemos, cuando reconocemos un patrón visual significa que existe una expresión matemática que lo describe. Y básicamente estos experimentos de las espirales nos están dejando entrever que hay algo de lógica en la secuencia, aunque no sepamos cual.

El otro día me dejé contagiar por la fiebre de los primos, sólo por un rato, y me puse a jugar yo también. Descubrí/comprobé que de hecho casi cualquier ordenamiento en dos dimensiones deja patrones claros sobre el plano. No se trata sólo de espirales, así que no sé por qué exactamente los matemáticos se concentran en ellas. Supongo que es porque números primos, secuencias de Fibonacci, espirales y Mandelbrot son cosas místicas que siempre llaman la atención.

A lo que voy, este dibujo que hice el otro día muestra un millón de números escritos en forma de triángulo. El vértice inferior es el 1, sobre él a su izquierda va el 2, y a la derecha de éste el 3, en la siguiente línea van el 4, 5 y 6, y así indefinidamente:


la distribución de los números primos forma patrones en el plano

Viendo el dibujo parece justificado pensar que los primos se distribuyen según algún patrón: en vez de aparecer como puntos blancos al azar sin orden alguno, está claro que a los primos les gusta agruparse en líneas verticales. Estas líneas tiene ecuaciones bien determinadas, claro, de hecho son polinomios cuadráticos. Los matemáticos ya se han percatado en el pasado de que los polinomios cuadráticos son buenos generadores de números primos. Por ejemplo, el mismo Euler trasteó con el polinomio p(x) = x² – x + 41 (que corresponde con una de las líneas verticales de mi triángulo).

Tal vez el secreto esté en dar con el esquema de repartir los números por el plano de suerte que aparezca un dibujo claro en lo que ahora se vé como poco más que una imágen codificada. O tal vez haya que pasar a las tres dimensiones y no marcar los números en el plano, sino en el espacio, o a mayores dimensiones. En fin, el sueño del buscador de oro amateur. Pero sin fiebre.