Monthly Archives: January 2010

¿cómorlll?

Hace poco me dejé caer por uno de los barrios vecinos, para ver cómo era. Ente otras muchas cosas vi un un autobús de colegio amarillo (sí sí, como el de Los Simpsons) que era doble, con sus cuatro ruedas en el tejado, cabina de chófer invertida y correspondientes hileras de sofás colgados del techo (ver foto en la sección de comentarios). Pero esto no fue lo más subrealista que vi. Lo más subrealista fue el cartel que anunciaba que el barrio era una zona libre de drogas, como si la ausencia de trapicheadores, prostitutas y peleas de barrio fuera lo excepcional. Bueno, en realidad no lo es tanto; en mi barrio mismamente no tenemos el lujo de poder plantar ese cartel.

sombras turquesas

Hoy salió el sol. Un poquito. Hacía casi dos meses que no veía sombras ni siluetas, que el paisaje andaba escaso de cromaticidad y que el gris lo inundaba todo. Hoy cuando salió el sol, un poquito, de pronto me volví a sorprender de los azules que son aquí las sombras y lo saturadas que están comparando con las europeas. Hoy que salió el sol, un poquito, pude ver entre las nubes en el cielo ese turquesa chillón que no he visto en ningún otro lugar.

elefantes que vuelan

– Hijo mío, los elefantes no vuelan.
– Pero si no lo intentan, ¿cómo lo harán un día?

Por suerte para todos, en este mundo hay unos cuantos niños que perseveran y perseveran y perseveran. Unos los llaman ingénuos, otros idealistas y otros soñadores. Yo los llamo “hombres”, u “hombres verdaderos” para diferenciarlos de los otros que se aprovechan de su fantasía. Porque qué haríamos sin ellos; quizás estaríamos todos aún en la edad media. Tal vez sea hombre el animal que sueña, o tal vez no, pero en cualquier caso la escultura de Tintín del aeropuerto de Bruselas lo deja bien claro: “El hombre realiza sus sueños creyendo en ellos”.

se me olvidó pintar los colmillos al elefantito… tal vez un psicólogo pueda sacar conclusiones de lo que significa (y hablo de los colmillos, dejemos la trompa en paz que nos conocemos)

en fin, gracias, supongo

Hace un año exactamente perdí mi zapatófono preferido y tuve que agenciarme un nuevo cascajo telecomunicativo, el más barato que encontré en el mercado y aún así demasiado sofisticado. Hoy descubro por casualidad que trae varios juegos “tétricos” (plan “tetris”, quiero decir) y pienso “pas mal, la próxima vez que vuelva a tener un rato muy muerto y salsee con el chismófono, por ejemplo dentro de otro año, puedo echar una partida”. Qué extraños son los negocios, algún programador de juegos en algún lugar del mundo vive gracias a gente como yo que es obligada a comprar lo que no quiere.

almost there

los fans que visitáis este trastero (que sois muy pocos comparando con los otros fans) igual habéis notado que he pasado de escribir un post diario a hacerlo casi cada dos semanas. También, los posts son mucho menos alegres que los de hace un año. Nos os preocupéis, ya empiezo a ver el final del túnel que me ha tenido tan bajo de ánimo últimamente, y ya estoy sacando punta a los plastidecor y desempolvando los rotuladores carioca de colores para empezar a pintar la vida. ¡Sólo necesito unos pocos meses más! Almost there, como decía Tiana.

I still am a triple B guy

I am a triple B guy – I only use BART, Bus and Bike for moving around. However, I have finally understood that .us is different from .eu. It took me three months.

There, in .eu, the old continent, quality of life is often measured by how much you can do without the need for a car, by how many choices you have around the corner, and probably by how little part of your salary you have to spend (buying a car perhaps, or two, or three?) to get basic things like commuting to work or getting to the theatre done. Interestingly, here it’s quite the opposite, as in “no car(s)” pretty much means “you have no life”. And the (disturbing) thing is that there is indeed a lot of truth in that – you can’t really do much without a car here! Therefore it’s time to get a driving license and, eventually, use a car. There is no other way. But it’s not all bad news – driving a car seems to be lots of fun! Yeeeeeeh!

árboles

De hecho, supongo una cosa es la gramática y otra cómo se utilice. Sea el árbol de la gramática aquél que define todas las frases posibles (completa o vagamente) legales, donde cada palabra se conecta a todas las otras que potencialmente la siguen. Nada nuevo, es una idea muy antigua.

Ya tenemos la topología del idioma, ahora la geometría: repartamos el grosor de cada rama entre todas las subramas en las que se bifurca proporcionalmente a la probabilidad de que las palabras correspondientes sean dichas. La geometría depende pues del contexto, de quién hable el idioma, y de alguna manera la irregularidad de las ramas de su árbol refleja su idiosincracia y parte de su cultura. Frases hechas (en España la rama más gorda que parte de “quedarse a dos” es la que lleva a “velas”), referencias culturales (una de las ramas gordas que salen de “un dos tres” es la que lleva a “responda otra vez”), etc, todas introducen irregularidades al árbol.

Lo divertido sería superponer visualmente los árboles del español argentino, el ibérico, el peruano, el mexicano, y todos los demás, que comparten la misma topología pero tienen una geometría diferente, una distribución diferente de sabia, y ver/entender (¿no son la misma cosa?) sus peculiaridades individuales. Es más, me gustaría ver mi árbol particular, ese que me oprime y no me deja expresarme y decir las cosas como las siento, y ver después el de mi hermana, el de una amiga suya, el del novio de aquélla, el del jefe de él, el del panadero del jefe, el del alcalde del pueblo del panadero, … y así pasando por muchas personas y lugares, como si fuera una animación.

Tal vez, si se pudiera computar este árbol o “firma lexicoculturopersonal” de cada individuo, comunidad y pueblo, tal vez se pudiera desarrollar una ciencia social (ciencia en cursiva, por favor) que ayudara a descifrar la historia, entender el presente, predecir la procedencia de las personas, optimizar discursos políticos automáticamente según la audiencia, adaptar el lenguaje en los colegios para llegar mejor a los alumnos, etc… Aunque por otro lado no se me ocurre ninguna forma no terrorífica (estilo ciencia ficción catastrofista) de extraer esa geometría.

En fin, idea de trastero, e intento desesperado de frase memorable del mes: la topología del árbol es la gramática del idioma, y cada una de sus geometrías reflejan la cultura del grupo que la habla.

Nota mental: dejar de abusar de mi ignorancia y enterarme antes de qué significa “cultura”.
Lo siento, a veces me toca volver a la adolescencia.

vaya par de…

Si hiciera una encuesta por la calle y pidiese a la gente que completase las frase “vaya par de …”, me pregunto por cuánto ganarían las “perolas” y los “huevacos” frente a “calcetines”, “tarados”, “idiotas”, o “ideas”. Hay cosas que llevamos muy dentro.

noooorlll

She doesn’t like fantasy movies, but I keep telling her that fan-ta-sy movies are fun-to-see movies… Now click this and forget me.

¡noooorlll, he empezado a hacer juegos de palabras macarrónicos también en inglés!

on j

Rotating a 3D vector v around another pivot vector p is very easy: first, take the projection pr(v) and antiprojections apr(v) of v into p. The rotation will only affect the antiprojection part of v of course. We construct a perpendicular vector to v and p by the regular cross product operation (note that we can define what “cross product” means because we are in 3D now). And so we can perform a regular 2D rotation in the plane defined by this new vector and the antiprojection of v. This leads to the commonly used formula for the rotation r of v around p:

It’s probably easier to see this by using the Phase and Quadrature formulations of the projection and antiprojection operations, as I defined in previous posts. Let P be again the projection or Phase matrix, Q = I – P the antiprojection or Quadrature matrix, and let introduce a new matrix R which performs the cross product. Then, if the pivot p=(a,b,c), we have

which is much more clear, with the matrices

Now, we noted long ago that we can perform division of two vectors and that the result is in fact a complex number, with the real part telling us about the proportion of lengths in the parallel direction (projection or phase) and the imaginary part telling us about the perpendicular proportion of the lengths (antiprojection or quadrature). The modulo of this complex scalar is the proportion of the absolute lengths, and the argument is the angle between both vectors.

When rotating v into r by the angle theta, we have performed in fact another rotation in the plane perpendicular to p. In fact we have rotated the antiprojection of v, , into the antiprojection of r, , so we know their division will be exactly a complex number of modulo one and argument equal to the rotation angle. Therefore,

by combining this expression with

we can deduce that

so

which brings us closer to understand what this famous “imaginary part” j means. Unfortunately I don’t know how to go much further at this point, because neither P, Q nor R are invertible, so I can’t isolate j.

Looking to the above, it seems what j is doing is to apply a 90 degrees rotation over the pivot p. Not really a surprise, tho 🙂

there is more to it than it seems

I guess it’s normal that for every project/idea that makes it into that area of fame and public noise there are five more that didn’t get any attention at all. Even if they were equally good. I have to face it, it’s just like that.

But even more revealing is the fact that for every project/idea that gets published at all in the first place there are five more that never saw the light of the public space. These are experiments, or attempts to serious productions/publications that for some reason didn’t survive indeed. Sometimes, a good idea is not followed by a good execution. Sometimes the idea to begin with turns out to be bad one, and there is no ninja technical trickery that can save the project and it gets aborted. Some other times my knowledge is simply not good enough or I lack the skills to develop the idea further even if it might have been a potentially good one (I will never know!). Lastly, and more commonly, sometimes a project gets forgotten due to “priorities”, or in other more crude words, the absolute lack of time.

Today I was cleaning my hard disk up – I was moving stuff from the “d:\2_doing” to the “d:\3_done” folder. In the process I have found some of those frustrated projects. One of them is a procedural image in 4 kilobytes from 2008 that should have gone into the corresponding competition at the Evoke demo-party of that year. But, as I recall it, the creation process didn’t work out as expected and I got bored of the image too soon to have found anything interesting to do with it – I didn’t find any inspiration to turn it into a demo worth publishing.

Anyway I have decided to rescue it in the last minute and make it public, even if it’s in this very silent and forgotten blog-wanna-be place and not in a competition. Perhaps next time I will get more inspiration and luck. Hope so!

it’s a raytracer with a couple of simple procedural patters for texturing and some global illumination magic

las leyes del movimiento

1. “Un objeto en movimiento continuará en movimiento y un objeto que reposa permanecerá en reposo salvo que se les aplique una fuerza exterior.”
2. “La aceleración que sufre un objeto es proporcional a la fuerza aplicada.”
3. “A cada acción le corresponde una reacción”.

Sus tres leyes se condensan en el concepto de “momento” o “cantidad de movimiento” o “inercia”, que simboliza la resistencia al cambio de velocidad y mide la fuerza que hay que inyectar para sacar a algo de su estado actual…

Casi parece que Newton estuviera hablando de política y no de física. A veces veo a la sociedad con una gran inercia, con un espíritu demasiado pesado para aceptar el cambio o desacelerar cuando hace falta. Pero hay una gran diferencia aquí, porque parece que la política, a diferencia de la física, no tiene valores intermedios. Está todo tan binarizado que tan sólo se pueden aplicar fuerzas positivas (¿progresistas?) y negativas (¿conservadoras?) canónicas, sin grados intermedios. Y así vamos señores, ya lo predijo Newton, como un niño que aún no ha aprendido a caminar, ¡¡a trompicones!!